Aprende a hacer trampas al ajedrez – Oferta de preedición

Portada Aprende a hacer trampas al ajedrez.indd

Aprende a hacer trampas al ajedrez

Título: Aprende a hacer trampas al ajedrez

Autor: Nicola Lococo

Editorial: El peón espía

Tamaño: 21 cm x 29,7 cm

Páginas: 166.

ISBN: 978-84-944629-9-3

PVP: 18 €


Oferta de preedición

Las solicitudes del ejemplar anteriores a su entrada en imprenta se beneficiarán de un descuento de 4 euros, quedando el ejemplar en 14 euros. Esta oferta es válida desde el miércoles 23 de marzo de 2016 hasta el 4 de abril de 2016.

Tras varios años de trabajo agotador recopilando celadas, revisando combinaciones, consultando la extensa bibliografía, seleccionando ejemplos, cribando la casuística, elaborando un aparato conceptual apropiado para distinguir los casos, imprimiéndoles un orden adecuado para su pedagogía, etcétera, este próximo abril sale al mercado el título Aprende a hacer trampas al ajedrez, el esperado libro de las celadas.


Aprende a hacer trampas al ajedrez es, ciertamente, un libro de celadas, pero con una metodología bien distinta a la acostumbrada por la bibliografía del ramo. Así, el ajedrecista cultivado en provechosas lecturas de la materia no hallará en estas páginas celada alguna desconocida, salvo tres o cuatro travesuras de autor. Lo que sí encontrará desde un inicio es un modo muy distinto en su exposición y tratamiento que paso a explicar:

Primero, defiendo el juego de celada como el mejor vehículo pedagógico para introducir a los niños y principiantes en el juego.

Segundo, distingo entre celada, tema táctico y error de apertura, cosa que las más de las veces aparece en los textos en un tótum revolútum de cuidado.

Tercero, hago un esfuerzo clasificatorio, dividiendo las celadas en categorías, como celadas por cebo, celadas por cepo, celadas por glotonería del rival, celadas por juego rutinario, celadas estratégicas, contraceladas, reservándome un capítulo esclarecedor para los errores de apertura, así como un imaginativo despliegue bautizador de conocidas celadas que hasta la fecha carecían de nombre: así, aparecerán la celada del pardillo, celada del invitado, celada Pegaso, celada pastoril, muro de Adriano… junto a las ya consagradas como Arca de Noé, Siberiana, o Tarrasch.

Cuarto, en vez de presentar las celadas agrupadas por aperturas, primero las divido por capítulos en función de las clases de celada ya referidas, sea por caso celadas por glotonería del rival, hecho lo cual, paso a agruparlas bajo epígrafes que aludan al motivo que introduce la celada, verbigracia, “Entrega de peón central”, para, finalmente, encabezar cada caso particular en lugar de por nombres propios, fechas y localidades, por una ficha técnica donde de modo claro aparezca el nombre de la celada si lo hubiere, la apertura, el cebo o golosina, los temas tácticos que intervienen, la ganancia obtenida, el grado de posibilidad de su planteamiento, el nivel de éxito de la celada y comentario si lo precisa.

Quinto, dado que el número de las celadas no ha sido mi obsesión y que su cuantía, mucha o poca, nada sumaba o restaba a mi propósito, sólo he perseguido compilar ejemplos útiles para retratar una determinada estructura de celada o alguna enseñanza clara, sin atender en ningún momento si su presencia o ausencia añadía alguna muesca en el conocido casillero del listado de aperturas.

Sexto, comoquiera que la mente infantil se conduce mejor tanto en su comportamiento personal como en su aprendizaje intelectual por la claridad en la adjudicación de premios y castigos, recompensas y perjuicios, de entre las miles de celadas que he repasado decenas de veces para conformar estas páginas, me he quedado con aquéllas donde bien la ganancia es abundante, bien el beneficio es rápido y evidente, desdeñando aquellas secuencias que pierden en el horizonte comprensivo la relación causa-efecto entre la celada y su resultado, motivo por el cual he evitado toda celada que no acontezca en las diez primeras jugadas.

Y séptimo, mis pequeñas aportaciones explicativas sobre los movimientos tienen rango de iniciar la conversación, nunca de completarla, dejando al propio lector o en su caso al monitor, el deleite de descubrir por sí mismo toda la enjundia que encierra la partida, aunque no me habría resultado complicado salpicar las páginas con exhaustivos análisis del monstruo de silicio, que todo lo sabe.

La idea de esta exposición y tratamiento de la celada es facilitar la enseñanza ajedrecística, sobre todo la del juego romántico entre los más jóvenes, a fin de que el docente disponga de una guía donde apoyar sus amplios y dispersos conocimientos; porque al enseñar una celada podemos trabajar muchas más cosas que un vulgar y potencial modo de ganar un punto: podemos presentar y trabajar los temas tácticos de una forma más amena que sólo con problemas; podemos excitar las ganas de intervenir sin miedo a perder o equivocarse; puede valer para jugar rápidas temáticas donde cultivar los reflejos y estimular la imaginación; podemos ver aparecer uno a uno los mates enlatados de las fotocopias…

Sinceramente, les envidio. A mí siempre me habría gustado contar con un ejemplar como éste, que me enseñara a hacer trampas al ajedrez. Espero que disfruten de su lectura cuanto yo he gozado en su confección.

El profesor Nicola Lococo tiene un diario de ajedrez llamado Txiki Xake, pequeño ajedrez.

Anuncios

2 pensamientos en “Aprende a hacer trampas al ajedrez – Oferta de preedición

  1. Me encantaría comprar sus libros… pero en formato electrónico. ¿Ha pensado publicar en la plataforma de Amazon o similar? Agradecería que lo considerase. Saludos desde Uruguay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s