Sobre problemas de ajedrez

Nicola Lococo

No hay peor problema en ajedrez que aquel cuyas piezas han sido mal colocadas.

Anuncios

Sobre premios metálicos

Nicola Lococo

Departiendo durante una reciente sobremesa con el presidente de la Federación Vasca, Miguel Ángel Muela, y el maestro internacional Rafa Álvarez acerca de los premios y trofeos que se reparten en las ceremonias de clausura de los abiertos internacionales, como quiera que el presidente se empeñara en defender la relevancia de entregar medallas y copas hasta el décimo clasificado, el maestro le interrumpió y exclamó:

¡Señor presidente, los premios en metálico que interesan a los profesionales, no tienen forma de trofeo!
Rafa Álvarez, maestro internacional

Y que me perdone Morphy

Oxígeno a la vida

Dicen los entendidos en materia de cálculo que las variantes más fáciles de calcular son las forzadas. A veces, incluso una secuencia forzada de muchos movimientos es sencilla de calcular cuando todas las jugadas son jaques (las más fuertes en ajedrez, porque obligan al adversario).

Morphy - Murian. Nueva Orleans, 1866. Las blancas juegan y ganan. Morphy – Murian. Nueva Orleans, 1866. Las blancas juegan y ganan.

En la posición siguiente, Morphy – Maurian. Nueva Orleans, 1866, el campeón norteamericano juega con blancas una combinación expeditiva. La posición es «muy Morphy»: rey a cubierto, torres en columnas abiertas y piezas activas. Osea, las blancas han entregado mucho material a cambio de mucho desarrollo. Como la energía ni se crea ni se destruye, Morphy la transforma en ataque. Es decir, el potencial de combustión de las piezas móviles blancas es muy elevado (queroseno); mientras que las negras no han hecho otra cosa que apilar madera mojada.

En estas circunstancias, las blancas están…

Ver la entrada original 375 palabras más